volver

La Exposición didáctica


Gobierno y cortadores de cabezas

Filipinas, trampolín hacia Oriente
Culturas primitivas de Luzón
##

Cortadores de cabeza Tinguian. Grabado en la obra de P. P. de la Gironiere "Vint années aux Philippines", Paris 1853.

Cada grupo tenía sus leyes y sistema de gobierno diverso. Algunos grupos tenían un jefe único, mientras que otros se gobernaban con un consejo de ancianos, que mantenía el orden y castigaba duramente los delitos de robo, - aunque fuesen de poca importancia-, considerándolos un grave delito porque amenazaban la precaria economía local.

Entre los Kalinga, Tinguian y Apayao el poblado constituía la principal unidad política y social. Pero entre los Kalinga las instituciones políticas superaban al ambiente, abarcando todos los miembros de la tribu.

#

Jefe Ifugao ante su casa. Norte de Luzón, Filipinas. Pintura de Nicéforo Rojo, S. XX.

Entre los Tinguianes existía la figura del jefe, llamado "Lakay", asistido por un grupo aristocrático de propietarios de tierras.

Existían varias clases de cortadores de cabezas entre los pueblos malayos. En Filipinas esta práctica la realizaban varias tribus de las montañas de Luzón.

Además de la deuda de vida había otras causas para cortar cabezas. Entre los Ibaloi de Luzón ningún hombre podía casarse sin haber antes cortado una cabeza y, cada año, después de cosechar el arroz, los hombres se marchaban a cortar cabezas en correrías que a veces duraban un mes.

La cabeza, que era cortada con el hacha "aliwa" pertenecía a quien había arrojado la primera lanza. A veces se cortaban también las manos y los pies, que eran llevados como trofeos. Estos miembros - cabezas, manos y pies -, servían para adornar las paredes de la casa. Junto a ellas se colocaban las calaveras de carabao y otros objetos ceremoniales de prestigio.

Al regresar una expedición con la cabeza de un enemigo se realizaba una gran fiesta a base de carne de perro y de carabao, con vino de caña, que iba acompañada de danzas guerreras y cantos.

El guerrero que había cortado una cabeza y los miembros de su familia, tenían derecho a hacerse un tatuaje en señal de valor y prestigio.

 
volver

    

~ DESCUBRE


Visita virtual

~ COMPRA DE ENTRADAS


~ NOTICIAS


~ PIEZAS SELECTAS


Caja de laca

~ FICHA TECNICA