volver

Piezas selectas del Museo Oriental


Caligrafía Yongzheng

Colección de China
Sala 8
Caligrafía
##

Caligrafía. Tinta sobre seda. Escrita por el Emperador Yongzheng en 1707, cuando aún era príncipe. Donación del Dr. S. C. Cheng y la Dra. Luana Cheng Tee.

Siendo aún príncipe realizó esta caligrafía en 1707, donde se lee: “Gran lealtad y fidelidad por generaciones”. Subiría al trono imperial en 1723 y permanecerá hasta su muerte en 1735.

Su nombre personal era Yinshein. Fue el cuarto hijo del emperador Kangxi y el tercer emperador Qing, después de que los manchúes cruzaron la Gran Muralla.

Su madre fue la emperatriz Xiao Gong Ren. Él nació el año 1678 –decimoséptimo año del período Kangxi–, en la Ciudad Prohibida de Pekín. Tomó posesión del trono en 1723, a la edad de 45 años.

Su primer acto oficial fue hacer inofensivos a los hermanos que le habían disputado la sucesión al trono. A unos los degradó y a otros los confinó lejos de la capital.

El hecho de que algunos de sus oponentes fueran cristianos hizo que se volviera en contra de esta religión, obligando a los misioneros extranjeros a vivir o bien en Pekín o en Macao.

En 1732 pensó en expulsarlos pero, dándose cuenta que ellos inculcaban la obediencia filial –uno de los principios fundamentales de la moral confuciana–, les dejó, aunque prohibió la llegada de otros nuevos misioneros a China.

Durante las terribles inundaciones y el gran terremoto de Pekín en 1730, tomó medidas para ayudar a los damnificados. Se mostró justo y deseoso de alcanzar el bienestar de su pueblo.

Fue contrario a la guerra y no prosiguió la vigorosa política de su padre en Asia Central. No obstante el dominio chino se extendió hacia 1730 hasta las fronteras de Laos, y los estados Shan pagarían tributo.

Fue un hombre de letras y completó algunas de las iniciativas emprendidas por su padre. Promovió la educación y la imposición de la ortodoxia moral, publicando un libro de texto en el que se justificaban los derechos de los emperadores manchúes al trono y, por tanto, su pretensión de ser obedecido como Hijo del Cielo.

Como su abuelo, fue un devoto budista zen y en 1732 transformó el palacio donde había nacido, el Yonghe Gong en un templo Lama.

Moriría en el Jardín de la Perfección y la Claridad en 1735 –decimotercer año de su reinado–, a la edad de 58 años. Sobre su muerte hay varias voces sospechosas, que hablan de un envenenamiento por venganza.

Era una persona de carácter duro, pero hábil e inteligente. Fue un emperador capaz y, aunque su reinado fue corto, su política de mejoras fue un justo puente entre Kangxi y Qianlong.

 
volver

    

~ DESCUBRE


Visita virtual

~ COMPRA DE ENTRADAS


~ NOTICIAS


~ PIEZAS SELECTAS


Plato de dragones

~ FICHA TECNICA