volver

Piezas selectas del Museo Oriental


Kimono

Colección de Japón
Sala 15
Vestimenta
##

Kimono. Seda bordada y pintada. Obra de autor anónimo. Periodo Meiji, Siglo XIX. Legado Tita y Andrew de Gherardi.

El vestido en Japón no solamente tenía una finalidad práctica, sino que se convirtió en uno de los cauces más importantes para el desarrollo de las artes. De hecho las técnicas de tejido tendrán un gran influjo en el grabado, la pintura, la porcelana o las lacas, por citar sólo algunas.

La principal vestimenta tradicional de los japoneses es el kimono. Se trata de una prenda amplia y suelta, abierta completamente por delante. No lleva ni botones ni lazos. Se cierra anteriormente superponiendo una parte sobre otra y se sujeta, alrededor de las caderas, con un cinturón, conocido como “obi”. Este tipo de diseño en la vestimenta era esencial para unas gentes cuya postura normal sentada era, o bien arrodillados o bien sentados, con las piernas cruzadas en el suelo, sobre una esterilla.

Las dimensiones del kimono femenino eran, en ocasiones, más grandes que la figura humana y, tanto por los grabados, como por otras fuentes pictóricas podemos apreciar que, con frecuencia, llegan hasta el suelo. Además, hay que considerar que las mujeres japonesas, en ocasiones, llevaban puestos a sus pies, cuando salían de casa, unos altos zuecos –conocidos como “geta”–, más que para protegerse del fango, con la finalidad de aparecer más esbeltas.

Los kimonos solían ser de seda o algodón. Normalmente no eran de un solo color. Para las personas mayores se usaban tonalidades sobrias como el azul, gris o marrón. Las jóvenes se vestían con colores más vistosos y, por supuesto, las cortesanas y las bailarinas estaban vestidas con atuendos mucho más llamativos.

Los kimonos podían ser sencillos, dobles o acolchados, según las estaciones. Se consideraba muy elegante llevar varios, uno sobre otro.

Los kimonos femeninos se diferenciaban de los masculinos –además del color–, porque tenían las mangas más grandes.

El principal adorno del kimono femenino era el “obi”. Solía tener unos tres metros de largo y una treintena de centímetros de ancho. Se enrollaba alrededor de la cintura y subía hasta debajo de los senos. Se anudaba a la espalda de diversos modos, según la edad, la condición social, la profesión, la casta, etc.

 
volver

    

~ DESCUBRE


Visita virtual

~ COMPRA DE ENTRADAS


~ NOTICIAS


~ PIEZAS SELECTAS


Dragón Long

~ FICHA TECNICA