volver

La Exposición didáctica


Nacimiento e infancia

China, una cultura milenaria
3.- La vida social: las etapas de la vida
##

Comadrona lavando al recién nacido. Pintura sobre tela. China S. XIX.

Los chinos representaban la felicidad con la imagen de un hombre grande y gordo sobre el que corren niños regorditos, todos ellos varones. En China los varones eran mucho más apreciados que las hembras. El varón primogénito era el heredero, y aquel a quien corespondía garantizar la supervivencia del linaje. El transmitiría el nombre, continuaría la tradición, se ocuparía del culto a los antepasados, y haría los sacrificios sobre las tumbas, como un sacerdote. Por eso los varones eran privilegiados en el trato y en la educación.

##

Los padres estudiando las inclinaciones de su hijo. Pintura sobre tela.China, S. XIX.

Celebrado el matrimonio, toda la gente esperaba el futuro nacimiento. Durante el embarazo la joven esposa era cuidada y mimada. El futuro padre, sin embargo, debía dejarla tranquila. Entre los hombres, sólo el anciano cabeza de familia tenía el derecho de visitarla.

Al llegar el día del parto, si nacía una niña, era una desilusión general; pero si era un niño la alegría se desbordaba en la casa. Se lanzaban petardos para que su ruido atemorizara a los espíritus malignos. Se anotaban cuidadosamente año, mes, día y hora de nacimiento. También se consultaba a los adivinos para que leyesen el horóscopo.

Para alejar la mala suerte, el niño no era nunca llamado por su nombre. Se le colocaba en una cuna de madera de melocotón, árbol que traía buena suerte. Gracias al hijo varón la madre era respetada y honrada.

Pero si la mujer legítima, a pesar de las ofrendas y oraciones ofrecidas a la diosa Kuanyin, no conseguía tener varones, debería dejar su puesto a las concubinas.

 
volver

    

~ DESCUBRE


Visita virtual

~ COMPRA DE ENTRADAS


~ NOTICIAS


~ PIEZAS SELECTAS


La pesca

~ FICHA TECNICA